Usuario
Contraseña
    ¿Cómo está la situación actual del ecosistema de emprendimiento en España?

    ¿Cómo está la situación actual del ecosistema de emprendimiento en España?

    Especial Directivos, Nº 1788, Sección Management, Quincena del 15 al 30 Nov. 2020, Wolters Kluwer

    Especial Directivos - Management, Nº 1788, Sección Management, Quincena del 15 al 30 Nov. 2020, Wolters Kluwer

    La crisis mundial del Covid-19 no dibuja un panorama positivo para la economía ni la sociedad española que debe afrontar, además, problemas internos de gestión económica y financiera. Muchas empresas fracasarán, pero no hay que temer al fracaso ya que se puede salir de éste muy reforzado. Yo soy un ejemplo de ello.

    Christian Korwan

    CEO NomadKapital.com

    El ecosistema emprendedor en España tiene dos líneas de negocio. Una básica, la de la gente que se reconvierte de empleado a trabajador autónomo, que montan negocios estándares. Y otra más técnica, la de aquellos emprendedores con proyectos de mayor envergadura y de características más tecnológicas, que requieren inversión y necesitan acudir a incubadoras de startups.

    Cuando piensas en emprender, convertir en proyecto algún conocimiento que tienes, rara vez necesitas inversiones muy grandes porque puedes hacerlo con pocos recursos, de ahí que el emprendimiento esté ahora mismo en auge. Lo que sí hace falta son conocimientos y herramientas para saber cómo desarrollar un proyecto. Creo que emprender va a ser la salida laboral para muchos si saben hacerlo bien, ya que en mis años ayudando a otros emprendedores he detectado que la mayoría de ellos carece de este tipo de conocimiento.

    Por lo que respecta al emprendimiento de incubadoras, creo que no va a decaer demasiado, aunque tampoco va a experimentar un boom a corto y medio plazo. Los inversores de capital riesgo van a estar muy selectivos mirando con detalle los proyectos que pueden sobrevivir, teniendo en cuenta la situación actual en la que nos encontramos.

    España no tiene cultura de emprendimiento, ni la fomenta. Es un país de funcionarios, y cuando todo el mundo aspira a tener un sueldo fijo del Estado, algo va mal. Además, España va a tener un problema de financiación, no tiene capacidad de salir de esta crisis por sí misma y necesitará dinero prestado que probablemente no consiga, lo que creará aún más tensión social.

    Teniendo en cuenta este panorama, emprender en España es una aventura de riesgo. Pienso que no es un buen lugar para emprender en la actualidad. Hay países mejores para hacerlo donde, además, las cargas fiscales son menores.

    Retos y oportunidades en la España actual

    Los retos y oportunidades en España son limitados. El paro está en aumento y no irá a mejor, por tanto el auténtico reto será lograr que la gente quiera gastarse el dinero. Por muy buena que sea una idea, si no hay transacciones de dinero de por medio, no tendrá éxito.

    Sin embargo, oportunidades siempre habrá mientras haya necesidades que cubrir. La clave será adelantarse a lo que va a venir para crear productos y servicios acordes a lo que la gente demande.

    Hay una frase muy manida, pero es totalmente cierta: toda crisis es una oportunidad. Por eso, no hay que escuchar tanto a los políticos y sí más a la realidad (la gente, las empresas, etc.)

    ¿Financiarse para iniciar un proyecto?

    La financiación depende un poco de cómo sea el proyecto. Si vas a montar un pequeño negocio, yo nunca empezaría con dinero prestado. Lo que sí es fundamental hacer primero es validar el proyecto y crear un PMV (producto mínimo viable). Esto es sencillo generarlo normalmente, sobre todo cuando se trata de consultoría o infoproducto.

    Si el proyecto es algo mucho más grande, es necesario confirmar antes su viabilidad con alguna táctica de mercadotecnia. Hay que crear algo para ver si el nicho objetivo (no amigos y familiares) está realmente dispuesto a darte su dinero.

    Para proyectos de envergadura considerable, los concursos de incubadoras son la mejor opción, ya que con ellos se logra entrar en los circuitos donde se mueve el dinero de capital riesgo. Para ganar estos concursos se tiene que estar muy preparado porque están diseñados para que los emprendedores tengan que defender a la perfección sus proyectos, y solo los mejores se llevarán la financiación.

    Yo personalmente nunca he buscado financiación de terceros. Siempre me he autofinanciado y he empezado mis proyectos sin dinero o con muy poca inversión. Además esto es un plus para mí, si no tengo dinero soy más creativo.

    ¿Es posible sobreponerse a un fracaso empresarial?

    Mi mayor fracaso fue en el 2002. Fue una quiebra total, me quedé sin casa, sin coche, sin dinero y con una hija de dos años que no tenía la culpa de nada. En esos momentos no era consciente de cómo iba saliendo adelante. No sabía qué estaba haciendo, simplemente hacía lo que hiciese falta para salir adelante. Yo tenía que seguir, ganar dinero de alguna forma, y no tenía tiempo de reflexionar ni plantearme nada. Cómo lo he logrado es algo que sólo pude saber cuándo ya me restablecí del fracaso.

    Cuando analizas tiempo después, te das cuenta de muchas cosas. En un fracaso la culpa siempre es tuya. Al principio siempre echaba la culpa a los demás, clientes que no pagan, trabajadores desleales, etc. Pero la realidad es que eres tú el que toma todas las decisiones de tu negocio. Y quizá sí, los demás se han equivocado, pero quien lo ha permitido has sido tú, con lo cual la responsabilidad siempre es tuya.

    Lo importante del fracaso es asumir que has fracasado y ya ha pasado esta primera etapa. Solo cuando asumes eso, estás listo para continuar, para avanzar y volver a recuperarte. Para mí, lo peor del fracaso no es fracasar en sí, el gran fallo es no aprender de los errores cometidos y seguir repitiéndolos una y otra vez.

    Muchas personas se preguntan cómo sobreponerse de un fracaso. Yo creo que no es imposible, solo es necesario encontrar esa motivación que te ayude a continuar adelante y no abandonar tu profesión de emprendedor. En mi caso, mi primera motivación fue mi hija. Pero puede ser cualquier cosa válida para una persona, por pequeña o simple que pueda parecer.

    Yo, después de mi fracaso, estuve un tiempo trabajando para otros vendiendo seguros de vida, y después de un tiempo, cuando gané dinero y me pude estabilizar un poco, volví a emprender. Es algo que no puedo evitar, lo llevo en el ADN. Monté, entre otros, un negocio de tarjetas plásticas que aún sigue funcionando después de 15 años.

    Si quieres conocer la historia completa, en mi libro Empezar de Nuevo la cuento con detalle. Además me acompañan otros 12 emprendedores de éxito que en algún momento también fracasaron y cuentan cómo consiguieron ellos salir adelante. Es un libro que habla de motivación y superación personal, hay historias realmente impactantes que te dejarán asombrado y con la boca abierta.

    Previsiones de futuro del tejido empresarial español

    Quienes peor lo van a pasar son las pequeñas y medianas empresas, los autónomos. La falta de liquidez de la gente, el aumento de los impuestos, las trabas burocráticas y sociales van a hacer realmente difícil que muchas empresas puedan sobrevivir. El gobierno tiene que financiar todo lo que ha prometido, más otras ayudas que tendrá que sacar para aliviar artificialmente la economía española, y todo ello saldrá (como siempre) de los impuestos que repercutirá al ciudadano y a las empresas. Todo esto no es nada alentador para el tejido empresarial. Por otro lado, las medidas y restricciones que se imponen a los ciudadanos desmotivan el consumo, otro problema añadido que debe afrontar el tejido empresarial español.

    Un gobierno nunca debería olvidar que ellos no generan riqueza. La riqueza la generan las empresas y el ahorro de los ciudadanos, así que fomentar el gasto (sin posibilidad de ahorrar primero) tampoco es una solución válida.

    En conclusión, yo no veo un gran futuro para España a corto o medio plazo mientras no se cambie la mentalidad sobre cómo generar riqueza de forma efectiva tanto para las empresas como para los ciudadanos. Y en consecuencia, el camino hacia el éxito que tendrá que recorrer el emprendedor será difícil, pero no será imposible si se trabaja de forma inteligente. Esfuerzo, inteligencia, visión de futuro, optimizar bien los recursos y herramientas, y grandes dosis de motivación serán las claves del éxito.

    Queremos saber tu opiniónNombreE-mail (no será publicado)ComentarioWolters Kluwer no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.
    Introduce el código que aparece en la imagencaptcha
    Enviar